26.06.2024 03.09.2024

La casa protege al soñador

La galería FUGA presenta la exposición “La casa protege al soñador”, de la artista Lena Laguna Diel (Zúrich, 1993), que se trata de una recopilación de diferentes obras que reflejan la diversidad de su práctica artística, que en la presente exposición se centra en la pintura y la cerámica.

Entre las piezas de pintura, se destaca “Talk IV”, caracterizada por su representación de la conversación a través de una paleta de colores muy exigente y una composición modular. Esta obra forma parte de la serie “Talk”, que ha estado en desarrollo desde el año 2018. El enfoque de Diel hacia el motivo y el color, y cómo estos dos elementos se combinan, se hace evidente en el proceso de trabajo de la artista. Buscar y encontrar colores es tan importante como el motivo en sí mismo, ya que es a través de la composición y el equilibrio de los tonos que se crea la atmósfera donde los sujetos interactúan en la pintura. Diel estudia cuidadosamente la composición y los colores, aplicando esquemas de color y experimentando con el comportamiento de los colores en el lienzo.

Por lo que respecta a la cerámica, «A Body in Fragments” es una instalación que ofrece una exploración única de la figura humana y la memoria a través de fragmentos cerámicos, cada uno con motivos individuales. A ella se suman las piezas «Dürkheimer. 10», una representación de la casa donde la artista vivió en Alemania durante cinco años, que ofrece una ventana a su experiencia personal y su conexión con el entorno; y también la instalación de gran delicadeza titulada «Netz», que invita a los espectadores a sumergirse en un mundo de intrincadas conexiones y significados ocultos.

En conjunto, estas obras reunidas en “La casa protege al soñador” ofrecen una visión única del mundo creativo de Lena Laguna Diel, explorando temas que van desde la experiencia humana hasta la memoria personal y la conexión con el entorno. A partir de la introspección personal y la reflexión sobre la naturaleza del ser humano, sus trabajos capturan la complejidad de la condición humana y la interacción entre el individuo y su entorno.

La obra de Diel trasciende lo meramente estético para convertirse en una ventana a la experiencia y la memoria, donde cada trazo y color evoca emociones y recuerdos profundos. A través de sus obras, Diel invita al espectador a sumergirse en un viaje introspectivo, explorando temas universales como el amor, la pérdida, la identidad, la nostalgia, los misterios de la existencia humana y la interconexión de nuestras vidas con el mundo que habitamos.

Artistas