Nacida en Zúrich en 1993, Lena Laguna Diel estudió en la Escuela de Arte y Diseño de Olot, donde adquirió las bases fundamentales de su técnica y desarrolló su visión artística. Más tarde, buscando expandir su horizonte, se trasladó a Karlsruhe, Alemania, donde continuó sus estudios en Bellas Artes. Fue en Karlsruhe donde tuvo la oportunidad de estudiar bajo la tutela del renombrado artista Franz Ackermann. Después de completar su ciclo de estudios con una maestría, la artista se estableció en Basilea, Suiza, donde actualmente reside y está a punto de completar su segundo máster en el Institut Kunst IAGN, FHNW. A lo largo de su carrera, Lena se ha destacado como una artista multidisciplinar, aunque la pintura sigue siendo su principal foco. Sin embargo, en los últimos años, ha explorado otras formas de expresión artística, como la cerámica y la cianotipia, ampliando así su repertorio creativo. En su obra pictórica, Lena desarrolla un lenguaje visual muy personal. Su serie «Talk» es un ejemplo destacado de su capacidad para crear composiciones profundas y cautivadoras, donde la conversación se representa a través de una paleta de colores elaborada y una composición modular exigente. En cuanto a su trabajo en cerámica, en proyectos como «A Body in Fragments», Lena crea figuras aparentemente humanas formadas por fragmentos cerámicos, cada uno con motivos individuales que hacen referencia a Wilhelm Reich. Este autor y psicoanalista desarrolló la llamada Psicoterapia Corporal, explorando la relación entre el cuerpo humano y la mente, así como la concepción de que el cuerpo es un contenedor de información y experiencia. Lena lleva estas ideas a la práctica al incorporar imágenes en diferentes partes del cuerpo de sus esculturas cerámicas, creando una expresión visual de la compleja interacción entre la psique y la corporalidad humana. Además de su trabajo en otras disciplinas, Laguna Diel ha incursionado en el mundo de la cianotipia, inspirándose en el libro «Una fuerza loca (Le Rachdingue)». A través de la experimentación con esta técnica, ha desarrollado una serie de códigos visuales que ha integrado en su lenguaje pictórico a lo largo de los últimos años. Esta exploración en la cianotipia no solo ha sido un ejercicio artístico, sino también una oportunidad para reflexionar sobre su propia identidad y sensibilidad. Lena combina esta producción con experimentación fotográfica, donde su propio cuerpo emerge como protagonista, reflexionando sobre la sensibilidad de la piel como iniciadora y conductora de una fuerza creativa visceral y enérgica. Lena Laguna Diel ha mostrado su obra en lugares como: Kunsthaus Baselland en Basilea (CH), en Städische Gallerie Fruchthalle en Rastatt, (DE) Ketterer Kunst en Múnich (DE), Galerie Knecht un Burtser en Karlsruhe (DE) y en el Centre d’Art Contemporani La Mercè en Girona (ES).