Guillem Coma nació en Barcelona, en 1990. En el 2022 fue el tercer ganador del Premio Setba, en la categoría de pintura, por la obra La figura. En las obras de Guillem Coma es distintivo el hecho de la reiteración de figuras en forma de cruces, un elemento que se repite de manera casi automática en cada uno de sus trabajos. Su técnica, empleando el bolígrafo, le permite crear una variedad de gestos, estilos y volúmenes que exploran esta temática de manera poética y expresiva. Observar a Guillem trabajar transporta a un espacio íntimo, meditativo, que deja una impresión duradera. El acto de rayar se convierte así en una expresión creativa y necesaria para el artista, que, unido a la presencia recurrente de estas figuras en forma de cruces, en su obra añade una dimensión adicional a su mensaje artístico.